LA GENERALITAT VALENCIANA APRUEBA LA LEY DE CUSTODIA COMPARTIDA

   El día 1 de abril de 2011, la Generalitat Valenciana aprobó la Ley 5/2011, de Relaciones Familiares de los hijos e hijas cuyos progenitores no conviven, popularmente conocida como Ley de Custodia Compartida, estableciendo este régimen con carácter general para los valencianos.

   Como consecuencia de la admisión a trámite por el Tribunal Constitucional del recurso de inconstitucionalidad nº. 3859-2011, promovido por el Presidente del Gobierno, quedó suspendida la vigencia y aplicación de los preceptos impugnados desde la fecha de interposición del recurso, esto es, desde el día 4 de julio de 2011.

   Ello no obstante, con fecha 25 de noviembre de 2011, el Pleno del Tribunal Constitucional ha acordado levantar la suspensión cautelar de la Ley de Custodia Compartida de la Comunitat Valenciana, al entender que no está acreditada la "gravedad" e "irreversibilidad" en la aplicación de algunos artículos cuestionados por el Gobierno central.

 

 

EL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL ANULA EL APARTADO 8º DEL ARTÍCULO 92 DEL CÓDIGO CIVIL

   El Pleno del Tribunal Costitucional, en sentencia dictada el día 17 de octubre de 2012, por la que se resuelve la cuestión de inconstitucionalidad nº. 8912/2006, declara “inconstitucional y nulo el inciso “favorable”contenido en el artículo 92.8º del Código Civil, según redacción dada por la Ley 15/2005, de 8 de julio”.

  Dicho precepto, en la redacción ahora declarada inconstitucional, afirma lo siguiente: “excepcionalmente, aun cuando no se den los supuestos del apartado cinco de este artículo, el Juez, a instancia de una de las partes, con informe favorable del Ministerio Fiscal, podrá acordar la guarda y custodia compartida fundamentándola en que sólo de esta forma se protege adecuadamente el interés superior del menor”. 

   La citada sentencia señala, en su quinto fundamento jurídico que “tal y como está redactada la norma, si no concurre tal dictamen el órgano judicial no está legitimado para acordarla o establecerla. Y es en este último supuesto donde quiebra, en términos constitucionales, la razonabilidad de la norma enjuiciada (artículos 117, 39 y 24 de la Constitución Española)”. Precisamente porque “dicha decisión no puede quedar sometida al parecer único del Ministerio Fiscal, impidiéndose al órgano judicial valorar sopesadamente el resto de la prueba practicada”. 

   Debemos recordar, no obstante, que en la Comunidad Valenciana está en vigor actualmente la Ley 5/2011, de Relaciones Familiares de los hijos e hijas cuyos progenitores no conviven, popularmente conocida como Ley de Custodia Compartida, que establece este régimen con carácter general para los valencianos y cuya aplicación prima sobre lo dispuesto en el artículo 92 del Código Civil.

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Llamar

E-mail

Cómo llegar