LA MEDIACIÓN PENAL

El anteproyecto del nuevo CÓDIGO PROCESAL PENAL, presentado por RUIZ GALLARDÓN el día 25 de febrero de 2013, recoge, en su Título VI (artículos 143 a 146), la figura de "La Mediación Penal", la cual se define, en el artículo 143, como el “procedimiento de solución del conflicto entre el encausado y la víctima, libre y voluntariamente asumido por ambos, en el que un tercero interviene para facilitar que alcancen un acuerdo”.

El referido proyecto no contempla los supuestos en que será posible aplicar esta figura, limitándose a señalar que el infractor podrá comunicar al Ministerio Fiscal su “voluntad de someter el conflicto con la víctima a mediación” y que éste último dará traslado a la víctima de dicha solicitud “cuando no lo considere inadecuado en razón a la naturaleza del hecho”.

En todo caso, señala el artículo 144 de dicho anteproyecto, que “ni el Ministerio Fiscal ni los Tribunales ofrecerán ventajas al encausado por el hecho de someterse a un procedimiento de mediación, sin perjuicio de los efectos procesales o materiales que puedan derivarse conforme a la Ley del acuerdo con la víctima, si se alcanza”.

Se prevé, por último que la “mediación penal será siempre gratuita” y que le serán aplicables las normas establecidas en los artículos 6.1, 6.3, 7, 8, 10.1, 10.3, 11, 12, 13, 14, 17, 18, 19, 20, 21, 22, 23, 25 y 26) de la de la Ley 5/2012, de 6 de julio, de Mediación en Asuntos Civiles y Mercantiles.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Llamar

E-mail

Cómo llegar